En estos momentos, nos da un gran placer presentar a la pareja Sonya y Christoph.

video

¡Buenas tardes Sonya! ¡Buenas tardes Christoph!

– ¡Buenas tardes!

“Gracias por acompañarnos esta mañana”. Gracias a ustedes, abundaremos un tema, el cual resulta importante pero no hemos hablado de ello desde el comienzo de la cuarentena. Ustedes están en la espera del momento en que puedan volar a Ucrania a recoger a su hijo, proceso concebido como parte del programa de subrogación.

El bebé debería nacer muy pronto, el 2 de mayo, según tengo entendido. Y en este momento, las fronteras de Ucrania permanecen cerradas y no tienen permiso para entrar. Esto, por supuesto, es una situación dramática que afecta a todos los padres, cuyos hijos deben nacer de madres sustitutas, así como a aquellos que están en proceso de adoptar niños en el extranjero. Entonces, echemos el tiempo un poco atrás: usted ha pasado por numerosos estudios ecográficos, ha tenido muchos abortos involuntarios, trató de adoptar en algún momento y al final, acudió a un programa de subrogación. Ha elegido Ucrania, donde, a diferencia de Francia, este procedimiento es legal y está bien organizado. ¿Está Usted en buenos términos con su gestante? ¿Cómo se comunicó con ella desde el comienzo del embarazo?

– Desde el comienzo del embarazo, podemos llegar para realizar los ultrasonidos necesarios o participar en ellos mediante un enlace de video. Y luego nos comunicamos con ella a través de los redes sociales.

– ¿Cómo se siente, vuestra gestante, teniendo en cuenta que en Ucrania la cuarentena es como en cualquier otro lugar?

– Bueno, ella espera el parto que debería comenzar pronto, el 2 de mayo. Y está un poco preocupada por el futuro del niño. Dice que muchos bebés ya están esperando a sus padres. Esto, por supuesto, es mucho estrés, tanto para ella como para nosotros.
Como dije anteriormente, las fronteras de Ucrania ahora están cerradas y usted Christoph, ha hecho muchos intentos de venir a Ucrania a tiempo para tener un bebé. ¿Qué estaba tratando de hacer y en qué etapa está ahora?

– … (no puedo escucharlo responder). No se oye del todo bien, Christoph. ¡Ahora se oye mejor, gracias!

“¿Usted me oye mejor ahora?”

“Sí, ahora mejor”.

Entonces, nos dirigimos a la Embajada de Francia en Ucrania. Respondieron que no podían hacer nada hasta que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia diera el visto bueno. Durante 3 semanas enviábamos regularmente solicitudes, pero no recibimos ninguna respuesta hasta la noche del viernes pasado. Se nos negó la consideración de nuestra solicitud debido a las medidas para prevenir la propagación del coronavirus.

– Según la clínica, las fronteras pueden cerrarse antes del final del verano. Esto significa que los niños se quedarán sin padres hasta este momento. ¿Cómo experimentan esta situación, en qué estado de ánimo están?

Estamos psicológicamente exhaustos, no dormimos de noche. Deberíamos esperar el nacimiento de nuestro hijo, pero tememos que descubramos esto antes de encontrar la manera de venir a Ucrania. ¡Esto es una pesadilla!

– ¿Les dijeron quién cuidará a los niños en su ausencia?

– Sí, la clínica asignó una habitación grande en el hotel, que se convirtió temporalmente en un pesebre. Día tras día está llena de bebés, ya hay unos 20 en nuestra clínica, y las niñeras los cuidan las 24 horas del día. La clínica les envió un video absolutamente increíble de estas guarderías en Kiev de las que están hablando. Todos estos niños nacieron de madres sustitutas, sus padres son de diferentes países y no pueden venir a buscarlos. Mostraremos algunas imágenes increíbles, supongo que su corazón se está contrayendo mirándolas. ¿Se las han arreglado para contactar a algunos de los padres?

– Sí, gracias a las redes sociales, logramos encontrar una docena de parejas que se encuentran en la misma situación que nosotros. Así nos comunicamos y encontramos fuerzas juntos para luchar por nuestros hijos.

“Además, tienen un problema más … ¡Esta situación me sorprenden!” ¿Creo que no son muy alentadores para ustedes?

No, cuando los vimos, nos echamos a llorar, porque incluso si hay niñeras, nuestros hijos recién nacidos permanecen con personas que no conocemos y que no elegimos. ¿Quién dejará a su bebé durante unos meses con una niñera, sin saber si se siguen las normas sanitarias?! Esto es terrible!

– Una vez más veremos tales situaciones. Aquí está el babyroom en Kiev. (mostrar videos de niños y niñeras de Venecia). ¡Ustedes tienen muchos deseos en los comentarios! La audiencia de nuestro programa está con ustedes de todo corazón, como nosotros, en sus expectativas, lo que parece interminable. Descubriremos qué hay de nuevo. No puedo expresar cómo nos conmocionó su historia, ¡estamos con ustedes!

– Muchas gracias!

– Sean pacientes. ¡Esperamos que todo se resuelva pronto!